Correr con huaraches

[one_half]

Me he subido en mis guaraches uno de los 30 días al año que llueve en Almería.
He corrido unos 2 km, tiempo que he tardado en valorar si seguía o me refugiaba en un portal hasta que amainara el repentino chaparrón de las 12.30 de la mañana. Y es que sorprendentemente hasta entonces, el forro de piel que puse para absorber el sudor, estaba haciendo también su función con las primeras gotas de lluvia, hasta que pisé un par de charcos.
Al retomar la carrera, pasada la tormenta, las sandalias secaron muy bien y todo marchaba sobre ruedas.
El principal problema, lo he encontrado en el ajuste del cordaje:
  • Es un poco laborioso de poner.
  • Si lo aprietas mucho la suela tiende a desplazarse y el pie acaba pisando fuera de la suela. 
  • Si está muy suelto corre el riesgo de escaparse del talón. 
  • Para mí lo ideal es no llevarlo muy apretado pero lo justo para que no se salga del talón. 
  • Cada corredor tendrá que hacerse a sus huaraches. El ajuste es muy personal
  • El cordaje es como llevar playeras y solo tuve una ligera molestia entre el 1er y 2º dedo del pie derecho.
En cuanto a la forma de correr, al dar la primera zancada con ellas puestas se activa mi sistema de alerta. Instintivamente disminuyo el paso y aumento la cadencia moviendo más la cintura, caderas y adelanto el centro de gravedad encogiéndome de hombros y caminando un poco de puntillas, como caminamos cuando vamos descalzos por una zona rocosa.

[/one_half][one_half_last]

osteopatía en almeria[/one_half_last]

Según van pasando los minutos y mi cuerpo se adapta a la nueva sensación, me voy relajando y me siento más erguido y cada vez más “suelto”.
voy notando el cambio de apoyo en el pie. Al principio el pie es como una maza, o un muñón duro. Poco a poco se va reblandeciendo y adaptándose al terreno. El antepié se abre como un abanico almohadillado y los dedos agarran el suelo para empujarlo e ir dejándolo atrás a cada paso, casi sin apoyar el talón como el pie de un pato, la sensación es muy agradable.

Esta ha sido mi primera experiencia, como nota negativa saco el ajuste de las huaraches aunque me ha gustado mucho correr con suela minimalista. Aún estoy recopilando información para completar mi estudio. Seguiré informando.