El consumo regular de tomate de la IGP La Cañada ayuda a reforzar el hueso para mantenerlo sano durante toda la vida

Este artículo fue publicado en el periódico IDEAL el 13 de junio de 2013.

Francisco González Collado, fisioterapeuta, es un enamorado del deporte y de la salud. Recientemente ha inaugurado su consulta, ‘En buenas manos’ situada en la calle Granada, 203, 2º E, Almería. Debido a su trabajo, ha tratado lesiones de todo tipo, encontrando un amplio abanico de dolencias en distintos tipos de pacientes de todas las edades. Además de las disciplinas a las que dedica profesionalmente su vida también muestra un interés especial por la nutrición, colocando la misma como uno de los pilares en los que se sustenta el desarrollo adecuado del individuo.

El consumo de tomate en estas áreas está plenamente justificado ya que contiene nutrientes esenciales como es el caso del licopeno o la vitamina C. El primero es “un pigmento vegetal de la familia de los carotenos y un potente antioxidante natural” mientras que la segunda “es esencial para el ser humano, interviniendo en multitud de procesos metabólicos que son fundamentales para la vida”.

consejos de saludLa calidad es un pilar fundamental, y en este caso viene avalada al contar con una Indicación Geográfica Protegida, IGP, Tomate la Cañada. El licopeno contenido en esta conocida hortaliza hace que el organismo “esté protegido frente a ciertas enfermedades, haciéndonos envejecer mejor, ayudando a mantener el cuerpo en equilibrio”. “La vitamina C, además de ser un antioxidante natural como el licopeno, interviene en la formación de colágeno, que es la sustancia encargada de mantener unidos los tejidos del cuerpo. Está presente en ligamentos y tendones, en piel y músculos, huesos y cartílagos y es necesario para la cicatrización de heridas y vasos sanguíneos actuando también como regulador de ciertos niveles hormonales”, asegura González Collado. En el caso de los adolescentes y niños, esta definición cobra más sentido aún, si cabe. “El elevado contenido en Vitamina C del tomate, favorece la formación de colágeno. La matriz o molde del hueso está compuesto por colágeno. Por supuesto, es necesario el aporte de otros alimentos ricos en calcio y Vitamina C para que los huesos crezcan sanos y fuertes además de la realización de ejercicio físico que hace que los mismos se endurezcan y se hagan resistentes”.

No es complicado encontrar el tomate en la dieta habitual, en el día a día. “Existen muchos platos de nuestra cultura en los que está presente como las tostadas del desayuno, los guisos, arroces, gazpachos, fritaíllas, taberneros, pistos o ensaladas a mediodía… ¡muchos de los que lo consumimos a diario gozamos de una buenísima salud!”, afirma el fisioterapeuta.

Como aficionado y practicante habitual de deporte, González Collado tiene claros también los beneficios del tomate para la gente que necesita mantener el organismo en perfecto estado buscando un rendimiento o, simplemente, fortalecerlo. “Hay varios elementos básicos en la vida de cualquier deportista: su anatomía, su forma de practicar cada deporte, el tipo de entrenamiento y por supuesto, su alimentación. Si estos cuatro pilares no están equilibrados el deportista podría lesionarse. El consumo de tomate aporta Vitamina C que nos asegura buenos niveles de colágeno que aporta elasticidad a nuestros tendones y músculos además de cierta tensión elástica a nuestros huesos”, manifiesta González Collado para quien el consumo de tomate ayuda a que el cuerpo se recupere antes tras el esfuerzo.

Sabedor de estas propiedades, cuando trata a los pacientes es consciente de que “la fisioterapia es solo una parte en el tratamiento de lesiones. La recuperación del paciente va a depender de su cuerpo y estado físico, de la gravedad de la lesión y por supuesto de una alimentación saludable, en la que incluyo siempre el consumo de tomate por todas las propiedades que aporta”.

Todo son beneficios. El licopeno está presente casi a diario en estudios que pretenden demostrar los beneficios de su consumo. Por ejemplo, en uno de ellos “de reciente publicación, los expertos aseguran que el consumo de licopeno tiene un cierto efecto de protección frente a la artrosis de columna ya que personas que presentaron altos niveles de licopeno en sangre tenían menos artrosis”. Otra de las propiedades de esta beneficiosa sustancia es que mejora el rendimiento natural retrasando la fatiga, tal y como ha explicado el fisioterapeuta.

Al respecto, el presidente del Consejo Regulador de la IGP Tomate La Cañada, Francisco López, ha querido resaltar que “como bien señalan los expertos en la materia, el tomate tiene unas altas propiedades que son muy beneficiosas para el consumidor. Ayuda a la recuperación en el deporte y sus altos niveles en licopeno y Vitamina C hacen que los huesos se desarrollen sanos y fuertes”. No hay duda de que “estamos ante la evidencia clara de que una alimentación saludable hace que mejoremos nuestro estado en general, y más aún si hablamos de niños o de personas de la tercera edad, en estos caso es mucho más necesario mantener una dieta adecuada en nutrientes esenciales”.