tratamiento suelo pelvico almeria

Las historias de María, Ana Y Carmen. El suelo pélvico y la incontinencia urinaria. Pérdidas de orina y Vaginismos. Cómo tratarlos desde la fisioterapia.

A María se le escapa la orina desde que tuvo a su segundo bebe. El parto fue difícil y tuvieron que darle muchos puntos. Ella dice que no se quedó bien “de ahí abajo” pero piensa que es lo normal. Ha tenido que dejar de ir al gimnasio ya que cuando salta se le escapa la orina y le daba mucha vergüenza.

Una amiga le ha comentado que hay unos ejercicios para eso y que confisioterapia se puede mejorar.

-¿Cómo va a hacer un/a fisioterapeuta que deje de escapárseme la orina?

-Además ¿qué me va a hacer, me va a masajear ahí…? que corte por favor.

-¿Y me tendré que desnudar?, seguro que me hace daño.

incontinencia almeria fisioterapia

Ana, lleva casada dos años y hace unos meses tuvieron que hacerle una conización del cuello del útero por un papiloma virus.

Le encanta salir con sus amigos, hacer senderismo y está muy enamorada. Se siente plena de felicidad pero desde la intervención, su vida sexual deja mucho que desear y tiene continuas problemas menopausia almeriamolestias y hay ciertas posturas que antes le encantaban y que ya no puede hacer por el dolor. Esta situación le angustia porque ambos siempre han disfrutado del sexo y ahora es un calvario.

Ha leído en internet algo sobre el vaginismo pero se encuentra perdida.

-¿Cómo voy a solucionar esto yo sola? Mi pareja no me entiende se piensa que a mí no me apetece o algo así.

-Estoy desesperada.

Carmen está empezando con la menopausia. Ha cogido unos kilitos y los sofocos la están matando. Tiene un humor de perros que a  veces no se aguanta ni ella. Además ahora cuida de su madre que tiene Alzheimer y hace unos días para colmo se le escapó la orina cuando fue a levantarla de la cama. Desde entonces cada vez que hace un esfuerzo nota como se le escapan unas gotitas.

-Pero bueno, esto es el colmo. Me estoy haciendo mayor.

-¿Qué hago yo ahora? A mi edad y ya con pérdidas de orina. Justo ahora que tengo que cuidar de mi madre.

-No sé qué hacer, necesito encontrarme bien y fuerte y así no puedo seguir.

IMG-20151228-WA0002_resized

Hola, soy María Alias, fisioterapeuta y especialista en suelo pélvico.

Voy a intentar explicar en qué consiste esta terapia y a aclarar los tabúes y miedos que podemos sentir como mujeres cuando se trata de nuestra zona más intima

En cada caso que me habéis expuesto, está habiendo un fallo en el funcionamiento del periné o suelo pélvico, que es el conjunto de músculos, ligamentos y fascia  que  sostienen  la vejiga y la uretra, el útero, la  vagina y el recto.

curso474fig1

Esta musculatura se encarga, además de su función de sostén, del control de esfínteres y de la sexualidad.

A veces por cirugías, por partos difíciles o por la propia edad y la vida sedentaria, el suelo pélvico de debilita y empieza a funcional mal.indasec

Es un problema muy frecuente, tanto que las marcas de salvaslip tienen una línea de productos para las “leves pérdidas de orina” como si se tratase de algo normal cuando en realidad es una patología que se puede tratar.

Yo os propongo la terapia para librarnos del problema y llevar una vida sin tapujos que nos permita saltar, correr y coger pesos sin tener que depender de una compresa cada vez que queremos hacer ejercicio o mondarnos de risa viendo un monólogo.

Os voy a contar cómo es una de mis consultas:

En primer lugar elaboro la historia clínica con vuestros datos y así nos vamos conociendo.

Yo os iré preguntando algunas cuestiones para hacerme una idea de vuestra situación y así abordarlo de la mejor manera.

Por supuesto, estamos las dos solas en una consulta muy agradable y con mucha luz. La intimidad siempre la voy a respetar por encima de todo.

fisioterapia suelo pélvico almeria

Después de elaborar vuestra historia nos dispondremos a realizar la exploración que será la que junto con los datos que me habéis facilitado, nos permitirá elaborar un diagnóstico y su posterior tratamiento.

Será similar a una de nuestras revisiones  ginecológicas, es decir, os desvestís de cintura para abajo y con guantes desechables y lubricante haré la exploración ginecológica, valorando además los órganos pélvicos, y el estado de la musculatura del periné.

Toda la información que obtengo de esta exploración es muy  importante, sobre todo el estado de la musculatura, que es donde vamos a trabajar.

Una vez hemos terminado con la exploración, os comunico los resultados y el programa de rehabilitación que seguiremos. El número de sesiones dependerá del tipo de disfunción y del grado de afectación que presente.

Desde aquí os animo a todas las que tengáis alguna duda o consulta a hacerla sin ningún tipo de compromiso.

Antes de terminar voy a responder brevemente a las cuestiones que plantean María, Ana y Carmen, aunque para tener un diagnóstico certero y un programa de tratamiento, tendría que explorarlas.

En el caso de María, hay dos causas más que probables de sus pérdidas de orina; por un lado está  la debilidad muscular a consecuencia de los embarazos y los partos. Por otra parte, el hecho de que tuvieran que darle muchos puntos de sutura tras la episiotomía, puede haber creado una cicatriz retráctil o adherida que esté provocando que su suelo pélvico no esté funcionando correctamente.

En este caso, si tras la exploración se confirmase el diagnostico, el trabajo estaría orientado al fortalecimiento de la musculatura y la liberación de  las posibles adherencias de la cicatriz.

tratamiento pérdidas de orina

La situación  de Ana es muy diferente. A pesar de que la intervención para conización cervical no suele tener complicaciones para la paciente, se ha podido desarrollar un vaginismo, es decir, la dificultad o imposibilidad de mantener relaciones sexuales debido al dolor o molestias que provoca.

El origen puede ser emocional, recordemos que es nuestra zona más íntima y  Ana se ha sometido a una intervención quirúrgica por contraer una enfermedad al mantener relaciones sexuales.

Puede ser que tenga miedo a mantener relaciones sexuales por si vuelve a contraer algún tipo de enfermedad que la lleve de nuevo al quirófano. Suponiendo que el origen sea solo emocional, también  tiene unas consecuencias físicas, que es la contracción involuntaria de la musculatura del suelo pélvico, provocando un espasmo de la vagina no permitiendo la penetración.

una-mujer-sentada-3331-(1)

 

En este caso, trabajaremos a dos niveles tratando la musculatura y los síntomas de la paciente y con la ayuda de un psicólogo abordar el marco emocional, colaborando así entre profesionales para conseguir el mejor resultado.

Con los datos que nos proporciona Carmen, podría tratarse de una incontinencia urinaria por esfuerzo, diagnóstico que se confirmaría, por supuesto tras la exploración.

Este tipo de incontinencia es la más frecuente en las mujeres, causado por debilidad de los músculos del suelo pélvico o porque la propia vejiga, el útero o el recto estén empujando al  estar descolgados. A esto se le denomina prolapso. El hecho de que se encuentre con la menopausia, tenga unos kilitos de más y realice esfuerzos físicos, son factores desencadenantes de este tipo de incontinencia.

big_1453237102_image

En este caso, además del tratamiento físico será necesario que la paciente bajase esos kilos de más y que evite en la medida de lo posible, realizar esfuerzos físicos.

También habría que revisar es su caso si toma alguna medicación que pueda estar favoreciendo la debilidad del suelo pélvico como diuréticos, algunos antihipertensivos,  relajantes musculares o antidepresivos.

Como recomendación general, no le resten importancia a las disfunciones del suelo pélvico y tomen conciencia de que se trata de una patología que puede ser tratada. Acudan siempre a profesionales cualificados que les informen y les planteen el tratamiento que más se ajuste a sus necesidades.