Es un dispositivo que se encarga de preparar la musculatura perineal para al parto. Flexibiliza la musculatura perineal y evita el riesgo de episiotomías y desgarros a la hora del expulsivo. Se deben comenzar los ejercicioscon el epino en la semana 37 de gestación. El entrenamiento de suelo pélvico de la embarazada con el epino se divide en 3 etapas:

1ª etapa: Consolidar de la musculatura perineal insertando dos tercios del balón en la vagina. A la vez que se contraen y relajan suavemente los músculos, inflamos el balón lentamente.

2ª etapa: Estirar el periné inflando el balón dentro de la vagina, tanto como la musculatura nos lo permita de forma cómoda, sintiendo la sensación de estiramiento.

3ª etapa: Simular el parto con el balón dentro de la vagina, relajamos los músculos del suelo pélvico y realizando un pujo correcto para expulsarlo.

Reeducación postparto Epino.Durante el puerperio, la musculatura perineal puede quedar dañada ya que ha sido sometida a un gran estrés debido al parto. Con el epino, utilizándolo a modo de Biofeedback  podemos recuperar el tono y la fuerza de la musculatura vaginal. Introduciendo el balón en la vagina y observando el manómetro, la mujer podrá ver su evolución del tratamiento y motivarse para conseguir mejores resultados.