La musculatura respiratoria  también puede verse afectada a lo largo de nuestra vida y es de vital importancia que funcione correctamente para garantizar una correcta oxigenación de nuestros tejidos, ya que el aire es fundamental para la vida.

Nuestro sistema respiratorio está compuesto por:

-Dos pulmones, rodeados por una membrana llamada pleura y a su vez pegados a las costillas que nos protegen. Las costillas están tapizadas por los músculos que las mueven y ayudan a que nuestros pulmones se llenen o vacíen de aire.

-La tráquea, los bronquios, los bronquiolos  pulmonares que son los conductos que permiten la entrada y salida de aire, encargados de segregar moco que protegen el sistema de infecciones al funcionar como pegamento, que deben expulsarse al exterior.

-El diafragma, es el músculo respiratorio por excelencia, separa los pulmones de las vísceras como el estómago y el hígado.Tiene forma de bóveda o cúpula y actúa sobre los pulmones como un embolo o pistón que sube y baja durante la respiración.

El fisioterapeuta va a actuar sobre todos estos sistemas mediante:

-Técnicas manuales de movilización y fortalecimiento de la musculatura.

Técnicas de relajación y estiramiento de la pared costal y el diagrama.

Técnicas de drenaje del moco de la pared bronquial valiéndose de aerosolterapia, técnicas posturales.

Prevención de las afonías, mediante el adiestramiento de la respiración abdomino-diagragmática, en pacientes que usan su voz como herramienta de trabajo como maestros, cantantes…