Las lesiones y sus respectivos tiempos de recuperación, los problemas por horarios u obligaciones inesperadas y la falta de incentivo, el combustible esencial para cualquier deportista, son algunas de las posibles causas que integran la lista. En estas situaciones hay un factor importante que no hay que dejar de lado: el tiempo de inactividad, tanto por lesión como abandono de la práctica deportiva.

Si se tiene una rutina o se práctica algún deporte periódicamente, 3 días por semana aproximadamente, y si optamos por dejarlo por algún motivo, hay que tener en cuenta que la facilidad -o dificultad- para retomarlo dependerá del plazo en el que se esté inactivo.

Para todos los que llevan un tiempo sin entrenar y quieren volver a hacerlo, por inactividad deportiva, por lesión, por embarazo o por enfermedad, en nuestro centro les acercamos los mejores profesionales que los ayudarán.