Un Ironman “En Buenas Manos” 2ª parte

Como no podía ser de otra forma os queremos contar cómo le han ido las cosas a nuestro Ironman particular Norberto y nada mejor que hacerlo con sus propias palabras. Pero ya os adelanto que hizo un papel más que digno y al alcance de muy pocos. Terminó el Ironman (3,8 km a nado, 180 kms de bicicleta y 42 kms de carrera, ahí es nada) en 12 horas y 32 minutos. Os dejamos con sus palabras, oirgullosísimos de tenerlo como paciente de la clínica.

Por fin terminado el Ironman de Vitoria con unas sensaciones muy buenas ya que apenas han pasado tres días y ya estoy entrenando, de una manera suave, pero mi cuerpo me permite moverme. La prueba en sí era algo desconocido para mí porque era la primera tan larga que corría. Yo creo que me fue bien porque no le tuve miedo, lo que tenia era felicidad por encontrarme allí y estaba ansioso porque sonara la bocina de la salida.

En la natación me encontré genial fui a un ritmo un poco más lento a lo que suelo ir porque sabía que al final iba a nadar más de la cuenta, ya que me suelo alejar de los grupos de triatletas para evitar los golpes, así que salí del agua muy entero a por la bici. La bici era lo que más problemático veía de superar porque daban 7 horas y 15 minutos aproximadamente para realizarla, sino te descalificaban, así que apreté los dientes y tire lo más fuerte que pude. Tanto es así que la hice en 6 horas y 15 minutos, por esto lo pague en las dos primeras vueltas de la carrera a pie (los 21km primeros), después de esto no sé qué pasó en mi cuerpo que me  encontré genial yo creo que eran las ganas que tenia de llegar a meta para dedicárselo a mí madre que falleció en el 2003 y siempre le tengo presente en la pruebas que hago.

ENHORABUENA NORBERTO!!!!