Está terapia se aplica para evitar el dolor, la inflamación, o incluso mejorar el funcionamiento de una articulación o un musculo.

-VENDAJE FUNCIONAL. Es un vendaje que permite continuar con la vida cotidiana de forma inmediata. Solo bloquea el movimiento doloroso y deja libre los demás movimientos.

Por ejemplo, en un esguince de tobillo, el vendaje evitaría que se volviera a torcer el tobillo permitiendo al paciente caminar con normalidad.

-VENDAJE COMPRESIVO. Se realiza cuando hay inflamación o derrame y se usa venda compresiva tradicional. Normalmente, la zona vendada necesitaría estar en reposo y algo elevada para favorecer el efecto del vendaje.

-KINESIOTAPING. Se trata de una venda elástica adhesiva que además tiene unos surcos en forma de “S” libres de adhesivo favoreciendo la circulación sanguínea.

Se aplica siguiendo el recorrido del músculo, para lo cual se recorta a medida. La venda se coloca con cierta tensión ayudando a mejorar la función del musculo, eliminando tensión y mejorando el gesto.