Hernias discales como aparecen y cual es su tratamiento

Las hernias son dolencias bastante comunes, especialmente las hernias discales. Pero siempre aparecen por un motivo y tienen un tratamiento muy específico. ¿Quieres saber más? ¡Te lo contamos todo en este artículo!

¿Qué es una hernia?

Una hernia discal es aquella que se produce cuando surge un problema en uno de los discos (o almohadillas suaves) que se encuentran entre las vértebras. Así, la hernia de disco sucede cuando uno de los discos se desplaza.

Este desplazamiento puede irritar los nervios cercanos, lo que causa dolor y un leve entumecimiento en una pierna o en un brazo. Aunque también es cierto que hay quienes no padecen dolor.

¿Cuáles son los síntomas de una hernia discal?

Los síntomas de una hernia discal no suelen tenerlos todos aquellos que sufran de una, pero sí son los más comunes y los que ayudan a detectar el problema.

  • Dolor en los brazos o en las piernas: éste es el síntoma más común, el dolor. Cuando la hernia se encuentre en la zona baja de la espalda, el dolor será más intenso en la zona de los glúteos y los muslos. Pero si la hernia se encuentra en el cuello o cercana a él, el dolor se intensificará tanto en los hombros como en los brazos.
  • Hormigueo o entumecimiento: otro de los síntomas de una hernia discal más comunes es el hormigueo en la zona en la que están los nervios afectados (piernas, pie, brazo…).
  • Debilidad: también es común en las hernias de disco sentir una debilidad en las mismas zonas en las que puede aparecer el hormigueo. Por ejemplo, puede notarse en la fuerza para sostener objetos.

Tratamiento de una hernia de disco

Normalmente, el tratamiento de una hernia discal consiste en evitar las posiciones dolorosas y tomar una serie de medicamentes. Aunque, en general, hay varias soluciones que también son buenas para la hernia de disco:

  • Medicamentos: lo más común es acudir al médico y que éste te recete medicamentos para mitigar el dolor, como analgésicos, relajantes musculares o incluso inyecciones de cortisona.
  • Fisioterapia: si después de unas semanas, el dolor persiste, se recomienda acudir a una clínica de fisioterapia. Estos profesionales se encargan de crear planes de ejercicios para reducir el dolor.
  • Cirugía: en casos más extremos, se puede llevar a cabo una cirugía mediante la que se extrae la parte desplazada del disco.
  • Medicina alternativa: existen tratamientos de medicina alternativa que ayudan a reducir el dolor de espalda crónico, como los masajes o la acupuntura.

En nuestra clínica de fisioterapia en Almería contamos con profesionales que pueden ayudarte a aliviar el dolor si sufres una hernia discal. No dudes en consultarnos si tienes dudas o ven a visitarnos directamente en Calle Granada nº 203, 2º E, 04008, Almería.

No dejes que el dolor te acompañe en tu día a día.

2019-05-22T07:43:50+01:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
× ¿Cómo puedo ayudarte?